martes

37 semanas

Bueno pues la recta final ya esta aquí. Estamos a tres semanas de salir de cuentas, y noto como mi niña ya esta ansiosa por tener más espacio, que mi chalecito ya se le queda pequeño.

En esta semana, me encuentro bien, dentro de lo que cabe, más pesada, más incomoda, pero todo soportable. Creo que me voy aconstumbrando a no poder dormir toda la noche seguida...y bueno, teniendo en cuenta que luego Alba reclamará nuestra atención cada tres horas para las tomas,es estupendo que el cuerpo ya se vaya aconstumbrando a no dormir 10 horas seguidas.

Voy notando las ¿contracciones?, si es que lo son, por que como buena primeriza, cuando tengo un dolor y alguien me pregunta..¿pero son contracciones?, me quedo a cuadros. Me entran ganas de contestar "pues creo que despues de mis cinco embarazos si, lo es...",pero vamos a ver señores/as, soy primeriza, en mi vida he tenido contracciones, solo puedo asimilar el dolor a cosas que he vivido.. 

!pero no asimilarlo a una contracción!.

Son muchas dudas, y mucha incertidumbre, por que aunque la teoría sea muy clara, cada embarazo es distinto y cada mujer sintomatiza el dolor de diferente forma.
Se tienen dudas a cada momento...¿sabré darme cuenta cuando esté de parto?, ¿soportaré el dolor?, ¿es una contracción?, ¿habré dilatado ya algo?, ¿no le afectará a mi pequeña estos "dolores"?...
Son muchas preguntas, que no se responden en google, puesto que cada una lo vivimos de diferente manera.

Por lo demás, dejando a un lado la paranoia psicológica, y estas molestias, esta semana esta trascurriendo bien, descontando días en el calendario, y con todo "medio listo" (nunca parece listo del todo) para la llegada de Alba.

La próxima semana tengo los primeros monitores, y espero que me de un dolor de esos que no se definir para que me saque de dudas si es una contracción o no..

Ya estamos en el final, el final de nueve meses rápidos y nueve meses lentos, de nueve meses en los que te vas haciendo consciente de lo que va a cambiar la vida...aunque creo que hasta el día X, que tenga a mi pequeña en brazos, en casa, y estemos las dos solas, frente a frente, no me daré cuenta de cuánto realmente me ha cambiado la vida. Solo espero estar a la altura...(¡Si!, otro de los muchos miedos de las embarazadas según el bendito google)..

Por lo demas, os iré contando poco a poco, estoy ansiosa por que empiecen las novedades, por ver cerca el final...por sentirlo...

Estoy ansiosa por ver su carita por primera vez, y por enseñarsela a Oliver, y ver esa primera mirada de su padre...creo que voy a ser una privilegiada de vivir esos momentos, por lo que no hay lugar al miedo, solo ganas de que sea pronto, y rápido.


Mil besos!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te echo de menos...incluso me da rabia no poder estar "más cerquita" en estos momentos, pero estoy deseando la llegada de Alba y tus "confesiones" en tu blog me hacen estar un poquito más cerquita.
Un besote para los tres!!

Milagros Martín

Aniña dijo...

ainss! te entiendo...
un besito y mucha fortaleza ya queda mnos preciosa!