jueves

Pídeme lo que quieras.

Hace muchísimo tiempo que tengo este blog abandonado, me hace sentir un poco culpable, que esas dieciséis personitas que me siguen (que ilusión!) no vean que ando por aquí con frecuencia.

Siempre me ha dado por escribir en momentos un poco bajos, pero últimamente ya ni eso. Ni bajos ni altos ni medios. He abandonado la escritura completamente. Escribir algún libro ya me queda lejos. 

Ahora estoy leyendo eso si, por que cuando me da por algo, hasta que no lo consigo no paro.

Y después de Grey, si, ese libro que a muchas nos ha trastocado, estoy con "pídeme lo que quieras", y bueno, para gustos los colores, pero para mí es EL LIBRO. Mas que el libro es la trilogía, por que son tres, en dos días me he leído los dos primeros, solo de pensar que haré cuando termine el tercero me da angustia.

No os desvelaré nada, pero Pídeme lo que quieras es más real que Grey, menos doloroso (por mucho morbo que tuviese el tal Grey, vamos a ser realistas chicas, te propone un albañil sado y pensamos que es un loco depravado, pero claro, Grey es rico, poderoso y tremendamente guapo y por eso se lo perdonamos, pues no,me niego.).

En este libro que os digo, Eric, su protagonista, también es rico, lo que lo hace potencialmente más atractivo,alemán, lo que me cuesta un poco encajar, por que tengo estereotipo de alemán rubio, y no me llama nada. Pero yo le cambio la nacionalidad como quiero, y lo sitúo donde me da la gana.

Judith la protagonista es andaluza, otro punto muy a su favor,en el libro suelta frases, tiene comportamientos típicos de una andaluza de raza, y eso, lo siento mucho, pero se nota.

Y el tema primordial del libro, donde en Grey era sado, aquí es algo más terrenal, menos doloroso, aunque también muy cuestionable (por que en la imaginación todo es bonito, pero he de reconocer que si una pareja propone lo que propone el "prota" a su novia habría que ver quien es la lista que accede, tenemos demasiados prejuicios).

Otra diferencia que veo, es que en este libro si veo amor. Mientras en 50 sombras solo veía, sado y una muy machista posesión, en "Pídeme lo que quieras" veo un vuelco radical de la historia, donde al principio ella accede a sus deseos, pero después ella es incluso hasta más insaciable que él, y por supuesto él esta rendidito a sus pies. Olé ella. Andaluza, lo que digo!.

Las historias paralelas de este libro son parecidas a las de Grey, pero totalmente distintas. Para mí son más humanas, y ocurren en un pasado y presente, lo que hace tener más tensión en la lectura según avanza la trilogía.

En definitiva, que a sabiendas del argumento de ambas trilogías, tengo que decir, que me quedo con la segunda.

Para gusto los colores.

Y a mi este me esta gustando muchísimo, tanto que puede que cuando la termine la vuelva a releer.

Creo que este libro es recomendable tanto para mujeres como para hombres, este que os digo principalmente, por que está escrito por una mujer, y algo mejor nos conoce.

Así que si aun no lo habéis leído, ya sabéis. Y a las que sí, quiero opiniones.

¿Grey o Eric?

2 comentarios:

Nia dijo...

Qué bien te expresas nenaaa!!!La verdad que no leo nada....no leí ninguno de las 2 trilogias..pero tienen buena pinta!.Un beso

Zoe Alvarez dijo...

Pideme lo que quieras también es machista,a las que pensáis que está novela es feminista...¿ que tiene de feminista que tu marido te prohíba trabajar, hacer moto cross, salir a bailar, etc?